viernes, 30 de noviembre de 2012

Ultimo discurso de Ricardo E. Polo

Por Máximo E. Calderón

Pocos días antes de pasar a ocupar su lugar en la Columna del Oriente Eterno, nuestro Querido Hermano Ricardo Edgardo Polo, disertó en la Conferencia Internacional Sobre Masonería y Sociedad, que la Gran Logia Simbólica Argentina organizó en el Hotel Interplaza de la ciudad de Córdoba, en la tarde del viernes 26 de octubre de 2012.

Basado en su libro llamado "El Protector", el prolífico autor e investigador masónico, hizo un desarrollo de la evolución del espíritu de la Masonería a través de la Historia. Pocos días luego de esta conferencia, y a pocas horas de finalizar el II° Encuentro Internacional de Grandes Logias Mixtas, Ricardo E. Polo sufrió una indisposición de salud, que terminaría llevándolo a la tumba el día 15 de noviembre.
Estas fueron las últimas palabras en público de nuestro Querido Hermano, siempre luchando por difundir los mas profundos valores de la Francmasonería, y entregando toda su sabiduría para quienes lo quisieran escuchar.

El Protector y sus alcances francmasónicos

Antes que ninguna otra apreciación, debo expresar mi profundo agradecimiento al M:.R:.H:. Máximo Calderón, quien me ha distinguido no solo con su amistad sino con un significativo reconocimiento a mi membresía y trabajo en el orden masónico, y a través de los medios de difusión, mediante los que he llevado a cabo mi perseverante tarea de esclarecimiento sobre la diversidad de temas que conforman el universo masónico.
Llevo 56 años de haber sido iniciado y he “navegado” toda suerte de mares internos y capeado numerosos temporales, de esos que emergen de la intolerancia y las naturales fallas de la naturaleza humana, que se inspiran en el egoísmo y la insuficiente formación masónica de un vasto espectro de nuestra hermandad… Sería un pusilánime si admitiese la zoncera de que los masones somos impolutos y cuasi angelicales.

Los masones somos seres humanos, predispuestos, precisamente, a superar ese estado de inmadurez espiritual e incertidumbre existencial, en un mundo que agudiza sus contradicciones, a mediada que crece geométricamente el número de congéneres y la civilización ahonda sus contradicciones y re-acomoda sus medios de supervivencia.
La convivencia entre los Hombres ha sufrido vastas epopeyas tratando de re-.acomodar sus tendencias y metodologías para convivir pacíficamente… Desde los albores de la Historia que ”se nos ofrece oficialmente”, el Hombre ha desarrollado toda una epopeya humana en que la lucha entre los más fuertes y los más débiles, se ha manifestado feroz y perseverante.

No obstante esa realidad incontrastable, desde los albores de las civilizaciones que se han desarrollado sobre nuestro planeta, aparece una supuesta continuidad que presume un origen unívoco, en general relacionado con los principios de las religiones y sus supuestos creacionismos teológicos. Esa posición es admitida por la Ciencia Académica y desde tal supuesto se conforman las especialidades antropológicas, antropomórficas, astronómicas, arqueológicas, historiográficas y todas aquellas especialidades que tienen relación con la Historia del Hombre en nuestro planeta.

Nosotros tenemos serias dudas de tal continuidad y pensamos que teniendo el planeta unos 12 mil millones de años de existencia, según los estudios geológicos, establecer el origen de la Vida en él en unos 30 millones de años y en unos miles de años el de la aparición del hombre y origen de las civilizaciones conocidas, no constituye una verdad científicamente demostrada.

De allí que nos ocupásemos de redactar nuestras hipótesis en el libro “El Protector, una aproximación diferente al origen de la masonería”, siendo la base de nuestro trabajo, lo que mencionara Jacques Bergier en su libro “Visa por otra Tierra” de Plaza y Janes 1979, en uno de cuyos capítulos destaca aspectos de La leyenda del “Caballero Blanco” y que por extensión lo hemos adoptado en la figura de “El Protector”.


Según lo consigna, los datos referentes al Caballero Blanco fueron recogidos del semanario “Demain”. A mi ver, más allá de tal circunstancia –la Leyenda- este trabajo pretende analizar el misterio sobre la existencia de un “Protector”, que desde remotos tiempos de la presencia del Hombre en la Tierra, estaría interviniendo de alguna manera en el decurso de su historia. Ignorábamos si se trataba de un individuo, entidad o denominación genérica, de algo que “interviene” o “participa”, si es material, inmaterial o proveniente de “otros mundos” u “otras dimensiones”. Pero, atengámonos a los hechos.

Quienes nos ocupamos de indagar en las fuentes de información, todos los día vamos conociendo descubrimientos, teorías y planteos relativos a la existencia de antiquísimas civilizaciones de las cuales prácticamente se conoce nada… No obstante se van hallando rastros de su existencia y en libros como el Mahabarata, de la India, pueden hallarse referencias de extraordinarios testimonios.

Mis investigaciones relativas a este tema comenzaron en la década de los años 60 del siglo XX, incursionando en la vastísima literatura comparada que llegaba a la Argentina y que, al igual que la famosa publicación llamada PLANETA, fue exterminada por la dictadura del nefasto Onganía y sus palafreneros medievales.

La mala memoria o memoria selectiva de los argentinos, hace que Instancias de nuestro devenir, queden sepultas a causa de las antinomias que nos dividen. No obstante, he acumulado en mi biblioteca 4.800 obras que complementan mis conocimientos e intuiciones, cosa que me llevó a ocuparme de El Protector a través de 5 largos años de investigación y búsqueda intensiva…

Mis 20 minutos otorgados generosamente, tal vez no me permitan volcar todos los aspectos de las asociaciones de ideas que motivaron el sustrato, pero queda claro que vale el intento, ya que incorpora una visión un tanto más humanista y coherente de lo que pudo originar y ser la francmasonería.

La relación entre la geometría, la arquitectura y los trabajos líticos (me refiero a los de los períodos que abarcan desde el paleolítico al mesolítico) tiempo en que los científicos ubican a los primeros seres humanos antecesores al homo sapiens-sapiens-, sugiere un aprendizaje en función del cual fuimos aprendiendo esas llamadas artes que culminan hoy en esta civilización asombrosamente tecnológica.

Y en ese decurso de lo que podríamos denomina “La Historia”, nos hallamos convencidos de la existencia de una evolución lineal cuyos orígenes se pierden en las tinieblas del tiempo y muchísimo más allá –según mi humilde opinión- de las dataciones arqueológicas y antropológicas que nos son dadas.

Quienes nos ocupamos de estos temas, ciertamente un tanto oscuros y problemáticos, tenemos la certeza de que no existe una continuidad evolutiva en lo relativo a la especie humana, sino estadios que se remontan a tiempos inmemoriales… Existen infinidad de pruebas de que han existido “tecnologías” incomprensibles para nosotros y en tiempos remotos. Dejo constancia de que lo que estoy expresando no se inserta en el tema de presuntos extraterrestres en la antigüedad, sino en que las civilizaciones que han existido en el planeta se remontan a millones de años y que hubo cataclismos que fueron interrumpiendo su decurso.
Uno de ellos, el más reciente, ha sido el conocido como “Diluvio Universal” cuya existencia y efectos han sido testimoniados en numerosísimos documentos hallados en diversas partes del mundo.

Hoy sabemos que ciertos fenómenos astronómicos se desarrollan cíclicamente y uno de ellos es el cambio del eje de la Tierra, circunstancia geológica que se produciría más o menos cada unos 54.500 años. Si nos detenemos a calcular cuántas veces transcurren 54.500 años en 12.000 millones que sabemos tiene el planeta Tierra y asimismo tenemos conciencia del lapso en que una civilización desarrolla una tecnología científica… nos resulta asombroso y al mismo tiempo sugestivo, como para poder investigar en profundidad tal hipótesis de trabajo.
¿Qué tiene que ver todo esto con El Protector y por ende con la francmasonería?

Veamos: ¿Ustedes pueden creer que luego del diluvio (que para muchísimos pensadores no es el efecto de una lluvia desatada sobre la Tierra, sino el efecto del cambio del eje geográfico), que produce un efecto hidráulico mediante el que los mares, lagos y ríos cubren abruptamente los asentamientos humanos en todo el planeta… Preguntémonos: ¿A dónde se asientan los grandes conglomerados humanos una vez civilizados, sedentarios, tecnológicamente en desarrollo?
Precisamente a orilla de mares, ríos o lagos… Seguramente ustedes tienen en mente el cuadro del denominado “hombre primitivo”, que luego del homínido surge el Neardenthal, Cromagnon, sapiens… y las diversas dataciones que nos ofrece la antropología. ¿Cómo, entonces, los arqueólogos encuentran construcciones incomprensibles, que deben datar de tiempos en que la ciencia supone que la humanidad se hallaba en condición de homínidos…?
¿Cómo podían entonces llevar a cabo construcciones megalíticas, por ejemplo, como las de las “varias” civilizaciones en Sudamérica (Perú, Bolivia, Nicaragua) que hoy están siendo redescubiertas y asombran a los científicos.? Y ni hablar de la de mesoamérica plagada de Pirámides Mayas y Aztecas, incluso mayores que las egipcias… incluyendo las que son descubiertas en territorio norteamericano, y hasta las que se han descubierto en Bosnia y asombrosamente, en Argentina…

Todos ustedes deben haber observado las milenarias construcciones de la India, cuya datación verdadera se ha ocultado, curiosamente por los investigadores de la Sociedad Científica británica…  De la misma manera que poco  se habla tanto de Machu Picchu como de Caral, para darnos una explicación fundada de su datación y de sus características historiográficas...
Todas estas cosas parecieran hallarse desvinculadas de lo que nosotros conocemos como Masonería y un poco más tarde como francmasonería, que deriva de la definiciones francesas en el sentido de la "libertad" con la que los masones constructores del Gremio, debían realizar sus trabajos arquitectónicos.

Trataré de sintetizar nuestra idea... Es evidente que tras cada uno de los cataclismos ocurridos en el planeta, hubo sobrevivientes... No podemos menos que imaginarlo… Nosotros, esta civilización tecnológica que en menos de 107 años de desarrollo hemos logrado levantar vuelo con un artefacto más pesado que el aire; ya hemos desembarcado en la Luna; lanzado al espacio sideral un ingenio que ya salió del sistema solar, el Voyager 1; enviado cuatro robots a Marte; planificamos el arribo del hombre a ese planeta… y científicamente advertido que nos hallamos a la mitad de camino del mentado cataclismo… si hacemos un cálculo somero de que habrá de producirse en 12.500 años más… entendemos que la Humanidad, tarde o temprano, comenzará a prepararse para ello… Y pensamos que eso mismo ocurrió en alguna de las antiquísimas civilizaciones que nos preceden…

Tampoco cabe la menor duda deque en el pasado remotísimo hubo seres humanos con inteligencia, desarrollo intelectual y principios éticos y morales que tendieron a la solidaridad y la cooperación… Esos fueron los avatares, los sacerdotes, los antiguos héroes que se mantuvieron en permanente lucha por las reivindicaciones humanas contra el más fuerte, el opresor, el violento; seguramente luchando por la libertad y todos los principios que se derivan de ella… Lo que hoy conocemos como “masonería o francmasonería” , es lo “institucional”, lo que se “ordenó” a través del tiempo, lo que fue históricamente reglamentado para “organizarse” como fuerza de progreso y reivindicación… Un ejemplo de ello son las Constituciones de Anderson que hoy dominan la masonería simbólica del Rito Escocés Antiguo y Aceptado y todas las reglamentaciones precedentes que se remontan al primer milenio.

Pero el espíritu progresista, reivindicatorio  del que hablamos, no cabe duda alguna que proviene de lo  más remoto y ancestral del Hombre. Se encuentra inscrito en las mitologías, en la sagas, en los antiguos cánticos, en esos antiquísimos relatos de un remoto pasado que se ha perdido en la noción que nosotros tenemos del tiempo.
La mención a tradiciones primordiales o lo que se denominan “los antiguos misterios” inscritos en rituales, esoterismos, remedos de prácticas milenarias, constituyen los grandes misterios de ese remotísimo pasado de civilizaciones extinguidas que a través de la búsqueda de una ciencia sin  dogmas, van hallando como vestigios inexplicables que no es posible datar y hasta a veces “comprender”.

Respecto de todo ello y en especial de la mítica figura del “Caballero Blanco”, que me he permitido denominar “El Protector”, Bergier dice que el hecho “no tiene nada de asombroso” y propone un misterio, cuando sostiene que “Está dentro de la vida cotidiana de ciudadaes incluso más misteriosas que el Tíbet”. Agregando, para el desconcierto, que del mito se desprende “...una noción muy antigua y reconfortante: que la Humani­dad no está sola y que tiene un Protector”.Esta figura se remonta a nociones más antiguas, en los mitos más remotos. No hay que confundirla con la noción de la venida del Mesías, que debe significar el fin de los tiem­pos y que los cristianos llaman la parusía.
El Protector, por el contrario, está en el tiempo, en la Historia e “...intervendrá para im­pedir las catástrofes y para defender a la Hu­manidad”. Este es el mito –sostiene- que está en la base de la caballería y que Cervantes magistralmente parodió en el Quijote.

Los Símbolos Antiguos del “Protector”

“El escudo de David y el Sello de Salomón, se so­lían ver en forma de estrellas amarillas llevadas por los judíos durante la ocupación. Los aviones y las banderas del Estado de Israel las ostentan en color azul”. Así lo menciona Bergier, atribuyéndoles atributos protectores. Según su visión, éste constituiría uno de los se­cretos de los Templarios, “los que se consi­deraban representantes directos del Pro­tector”.
Tales escudos, parte de la iconografía (mágica de los hebreos, han trascendido en la simbología mágica cabalista y en el esoterismo de numerosas ordenes y sectas. Sin embargo y pese a lo remoto de su antigüedad y origen, los iconoclastas no han logrado destruir.

Tales escudos, parte de la iconografía mágica de los hebreos, han trascendido en la simbología mágica cabalista y en el esoterismo de numerosas ordenes y sectas. Sin embargo y pese a lo remoto de su antigüedad y origen, los iconoclastas no han logrado destruir.
El mito ha tenido muchas vertientes. Un ejemplo, son las descripciones de los celtas, ejemplificados en el libro La ciudad del abismo, de Sir Arthur Conan Doyle, y la trilogía de C. Sinclair Lewis cuyo contenido posee importantes referencias muy esclarecedoras...

La figura del “Protector” surge como mito ya en el Sumer y llega hasta el Caballero Blanco mencionado. Y si pensamos que no se circunscribe tan solo a las tradiciones herederas de las razas semíticas de la India, podemos discurrir que el “Protector” aparece también:  “En América del Sur, donde es blanco, peli­rrojo y tiene una nariz corva semítica.,A menu­do es descrito como procedente de las estre­llas. En la tradición judía, se proclama Maestro del Nombre, y su última encamación histórica es Sabbatai Zvi, en el siglo XIX”. [Se trata de una referencia al movimiento mesiánico judío, uno de los mejores estudiados, que es el de Sabbatai Tsevi, que lo refiere la magistral obra de Gershom Sholem “Sabbatai Tsevi, Le Messie Mystique 1626-1676” -Verdier- 1883 y sus artículos en la Enciclopedia Judaica.]

Aunque parezca sorprendente, “El primer nombre que se da al Protector es el de Gilgamesh”. Leyenda sumeria que seguramente se remonta aún más lejos. En la Biblioteca de Arzubanipal arqueólogos han descubierto una versión completa “…que data del tercer milenio antes de Jesús”, aunque son conocidas otras más antiguas pero incompletas. Según Bergier, “no seria exagerado asignar a la leyenda de Gilgamesh una antigüedad de ocho mil años”.
Tal como sucede con la vertiginosa imaginación, —puedo decir que “referencial”—, Jacques Bergier, este dice que “Gilgamesh es presentado de una manera cu­riosamente aritmética. Es dios en dos terce­ras partes y hombre en una tercera. ¿Nos hallamos aquí ante un código genético y una as­cendencia extraterrestre?”. Mencionemos que una considerable cantidad de pensadores de la década de los años 60´, expone las teorías panespérmicas y la posibilidad de visitas extraterrestres a la Tierra, iniciando el comienzo de La Luz del entendimiento a través de aquellos “Dioses” de los que hablan las leyendas de la Antigüedad.
Gilgamesh tiene atributos de “eterno”. “Atraviesa los océanos y trae, de otro mundo que, geográficamente, es uno de los dos con­tinentes americanos (Norte o Sur, es imposible determinarlo) la historia de un Diluvio Univer­sal”. Sobreviviente del Diluvio, un anciano llamado Utnapishtim se relaciona con Gilgamesh, revelándole el secreto de la inmortalidad. Este secreto está relacionado plenamente con el agua “y más exactamente con el Océano”. Bergier menciona así, que “No hay nada eterno en la Tierra, pero en las profundidades del mar existe un árbol que se parece al espino blanco, y si un hombre llega a aproximarse a él y gustar sus frutos re­cuperará su juventud”.

Apartándose de los esquemas consuetudinarios en los intentos por elucidar los orígenes de la Masonería, en mi libro r incursiono en los enigmas que plantea la historia de la humanidad. Introduciéndome en esos aspectos que muchas veces superan la ficción e incluso se acercan a ella. La propuesta establece parámetros que merecen ser meditados y al mismo tiempo, factibles de repensar incluso el pensamiento. No cabe duda que por sobre las afirmaciones que la ciencia cartesiana determina, es la Razón la que permite al Hombre indagar más allá de lo aceptado y descubrir que las posibilidades de otras respuestas, se tornan probables a medida que la imaginación establece nuevas opciones a lo que creemos, pensamos o a lo que sabemos.
Creo que la Masonería es muchísimo más antigua que todo aquello que la literatura propia indaga, estableciendo el devenir como "una realidad de "proceso de cambio.. y que a veces se opone a ser..." y que resulta posible imaginar que la idea de "libertad" para pensar, expresar y obrar, no se ha circunscripto al decurso histórico de la humanidad, sino a su conciencia de poder "pensar libremente" sobre todo aquello que la ha condicionado, condiciona y condicionará.
Considero que la duda de que circunscribir los orígenes de la masonería al arbitrio de manuscritos cuyos originales se han perdido y que se muestran como copias de copias o a la presunción de ser heredera de antiquísimas tradiciones ocultistas, constituye al menos una posición factible de ser cuestionada. Recordando que Leibnitz llamó entelequia a sus mónadas, por cuanto se bastaban a sí mismas conteniendo en sí la fuente de sus acciones internas, o que resulta una entelequia una situación imaginaria e ideal y perfecta, que no puede existir en la realidad, podemos pensar que lo intrínseco de lo masónico no es lo "institucionalizado", sino lo que deviene de las motivaciones de sus orígenes, una vez que el masón profundiza en todos los aspectos de la Historia de la Humanidad...
Si bien constituye una aventura del pensamiento apartarse de algunos encajonamientos que el statu quo y la costumbre establecen, no cabe duda alguna que han sido precisamente los aventureros del pensamiento los que han logrado arribar a las más positivas alturas de lo ideal... Y en mi obra “El Protector”, lo intento a través de sus interrogantes.

                                                                                                        Ricardo E. Polo 33° 95º 


Miembro Honorario de la Academia de Investigaciones Históricas sobre la Francmasonería y Representante en Argentina del «Supremo Consejo de la Francmasonería Primitiva Universal para la  Jurisdicción de la región Maya» con sede en Mérida, Yucatán, México y Miembro Honorario 

del Centro Venezolano de Investigación de Estudios Masónicos del Colegio Nacional de Ritos del Alto Consejo Masónico de la República Bolivariana de Venezuela. Director de la revista internacional de Masonería «Hiram Abif».


domingo, 25 de noviembre de 2012

Discurso de Gregorio Palafox Palafox al Gral. San Martín

Por Máximo E. Calderón

En ocasión de celebrarse el II° Encuentro Internacional de Grandes Logias Mixtas, que auspiciado por la Gran Dieta Hermética Mixta Internacional se desarrolló en Córdoba (Argentina), entre los días 25 y 28 de octubre de 2012, el Presidente de tan alto cuerpo realizó un homenaje al General Don José de San Martín, tomando la palabra en un acto que se celebró ante el monumento al Libertador.

En la ocasión, el Muy Respetable Gran Maestro mexicano, don Gregorio Palafox Palafox 33°, expresó las siguientes palabras durante su discurso público.

"A todos las Grandes Logias Herméticas Mixtas de la Amistad y Altos Cuerpos Jurisdiccionados.
A todos los libres y aceptados Masones de todos los grados, antiguos y modernos, que hoy nos 
acompañan, Honorables Autoridades de este Noble e Histórico País:

Nada fácil es el encargo con el que se me distingue, como es el hablar ante el pueblo Argentino del hombre que sable en mano les dio su libertad, me refiero al Ilustre Liberal Don José Francisco de San Martín.
Grande fue el esfuerzo de este noble general, por legar a su pueblo con las armas de la libertad, de la razón y de la educación… porque a él, le toco la encomienda de aplicar la fuerza de las armas para liberar a través de campañas militares y lograr las independencias de la Argentina, Chile y el Perú.

Sin lugar a dudas el Libertador, llenó su mente de cosas buenas que todo lo construyen.Para él la vida comenzó a cada instante… porque él bebió del cáliz de la libertad… por ello tuvo una gran libertad interior, por eso pudo hacer las grandes hazañas que hizo. 

Por eso, fue un hombre de honor, que vivió intensamente cada día como consecuencia de esa voluntad manifiesta del hombre libre y de buenas costumbres que se sujeta a valores de trascendencia, de Fé, Esperanza y Caridad, de virtudes que lo superan y lo marcan en toda su conducta, en todo su accionar… ¡Era la congruencia de un Liberal! 

¡Para la Masonería, el Ilustre Liberal Don José Francisco de San Martín no es un hombre más, como pocos de los que ha habido y por los que gracias a su visión y a su valor liberal cuando menos tres países tienen Patria! 
¡Él es el ejemplo de todos los verdaderos masones sudamericanos para imitar sus enseñanzas de valor, de heroísmo y de entrega sin distingo alguno!  
 ¡Es el ejemplo a igualar sus hazañas realizadas por el bien general de los países sumisos hasta convertirlos en libres!
Ahora me pregunto, ¿es el ejemplo a superar, rindiéndole un homenaje?

¡No! ¡No es así!... El Ilustre Liberal Don José Francisco de San Martín merece más que palabras y actos conmemorativos… que hoy en día las heridas que no han cerrado se cierren a través de acciones liberales, con estudio profundo, con sustento y con intención de dar al Pueblo Argentino más Luz, como la que él legó lleno de virtudes, las que imponían una lucha diaria y continua por mantenerlas y contagiarlas a los que lo rodeaban, a pesar de todos los obstáculos que en esa época existían.

Alguien escribió que existe hoy una peligrosa similitud con los tiempos del Libertador. Que necesitamos un San Martín vivo, para ponerlo en vida hoy, en nuestro proceder, en cada una de nuestras actividades, en una pelea que comienza hoy, aquí y ahora. 
¡Yo diría que no! ... ¡Basta! Hagamos nuestro quehacer histórico. El Libertador ya cumplió, por ello, le rogaría a nuestro ilustre hermano Don José Francisco de San Martín que se fuera a descansar en paz. 

Retomaría su frase célebre que dijo “El que ame a la Patria y el honor que venga a tomar los sables.”
Por ello, Don José Francisco de San Martín ¡Ve a cumplir tú punto de reunión con la Gran Luz Hermano mío!, deja ya que los corpóreos aceptemos nuestro compromiso histórico.

Tú ya cumplisteis siendo el dintel del camino de la libertad Argentina. Y hoy corresponde a este pueblo no vivir de ayeres, sino de respuestas y soluciones del ahora y del mañana… de demostrar con progreso y educación, perseverancia y compromiso patriótico, que tú sacrificio no ha sido en vano… 
Va nuestra espada en prenda… vayamos por ella. 

Es  cuanto. Así sea, así lo es y así será.

Oriente de Córdoba, Argentina. Octubre 26 de 2012 E:.V:."

///


jueves, 22 de noviembre de 2012

DAMTyL - Declaración de Argentina para la Masonería Tradicional y Libre

Por Máximo E. Calderón

En el marco del II° Encuentro Internacional de Grandes Logias Mixtas, que promovido por la Gran Dieta Hermética Mixta Internacional se realizó en Argentina entre los días 25 y 27 de octubre de 2012, se rubricó esta Declaración Conjunta aprobada por ocho Potencias participantes.

En esta oportunidad, la Gran Logia Simbólica Argentina fue anfitriona del importante Encuentro masónico, que además incluyó una Conferencia abierta a todo público, sobre "Masonería y Sociedad", con la participación de seis expositores de cuatro países: Ricardo E. Polo (Argentina), Gregorio Palafox Palafox (México), Lina-Almeri Zoch Cavalheiro (Brasil), Adriana R. Baum (Paraguay), Antonio Las Heras (Argentina), y Máximo E. Calderón (Argentina).

Adhieren a DAMTyL - 2012 las siguientes Potencias:


- Gran Logia Hermética Mixta "Valle del Potosí" de México.
Gran Dieta Hermética Mixta Internacional.
- Supremo Consejo Hermético 33 de México.
- Gran Logia Simbólica Argentina.
- Supremo Consejo Argentino 33 del REAA.
- Supremo Consejo Mixto del REAA de Brasil.
- Soberano Santuario del Río de la Plata de Menfis-Misraim.
- Gran Oriente Masónico de Portugal.
- Federación Masonería Universal Real - Brasil

- Gran Oriente Masónico Panamericano - Brasil
- Orden Civil y Militar del Templo de Jerusalen (Adherente).

Declaración de Argentina para la Masonería Tradicional y Libre - Texto completo -

Las Potencias, Órdenes, Obediencias, y delegaciones jurisdiccionales masónicas, reunidas en Córdoba (Argentina) entre el 25 y el 27 de octubre de 2012, convocadas bajo los más altos ideales que promulga la Masonería Universal, y en virtud de su libre voluntad y atribución de confirmar y promover el apoyo a la Masonería Tradicional y Libre, acuerdan en rubricar la presente Declaración:

VISTO:


1) Que a pesar de los avances de la ciencia y la Sociedad, y a pesar de haberse multiplicado en todo el mundo la Masonería mixta, esta práctica masónica es considerada “irregular” por parte de las Obediencias masónicas conservadoras.
2) Que el papel de la mujer en la Sociedad occidental, ha asumido un rol protagónico del cual la Masonería no puede ni debe sustraerse, siendo imposible aceptar cualquier tipo de segregación o discriminación por causas de sexo, edad, religión, situación económica o posición social.
3) Que es práctica común entre las Obediencias conservadoras – especialmente americanas – el mezclar las actividades masónicas con actividades para-masónicas, relacionadas directa o indirectamente con la política, continuando la línea de conducta histórica que tuvieron algunas primitivas logias americanas, enfocadas en forma operativa hacia la lucha por la Independencia. 

4) Que cuando ocurre un desvío hacia estas actividades para-masónicas, se debilita el estudio y practica del simbolismo masónico, con lo cual se retarda o anula la evolución del masón, en su búsqueda de autoconocimiento, de autorrealización íntima, y de identificación con los valores morales de la Masonería.
5) Que existen varios ritos dentro de la Masonería, y distintas formas de trabajar a veces un mismo rito, según decisiones autónomas de cada Obediencia en el mundo.
6) Que desde algunas Potencias, se desprecia a los miembros de otras Potencias, por la sola razón de considerarlos “irregulares”, ya sea porque trabajan en forma mixta, porque no declaran creer en una deidad determinada, o por no estar alineados detrás de la Gran Logia Unida de Inglaterra. Además se adoctrina en forma errónea a sus miembros, negándoles la realidad de la historia y evolución de la Masonería, a la vez que se les prohíbe el contacto con la masonería liberal, bajo pena de expulsión.
7) Que entre los propios masones existen confusiones respecto a la Tradición, y al significado de “regularidad”.


CONSIDERANDO

1) La Masonería mixta debe ser respetada y tenida por regular, siempre y cuando la Obediencia que la trabaje, cumpla con los preceptos de regularidad que reconocemos y aceptamos.
2) Que si bien en los comienzos de la Masonería especulativa, la mujer ocupaba un rol secundario en la Sociedad occidental, la Masonería misma ha contribuido a que ello deje de ocurrir, en aras de su principio fundamental de Igualdad.
3) Que en la actualidad es inaceptable la mezcla de la Masonería con la política, peor aún con la política partidaria, ya que ello constituye un grave atentado al precepto masónico, de no tratar temas que tengan que ver con la Religión ni con la Política.
4) Que debemos fortalecer el estudio simbólico, tanto en los grados azules como en los filosóficos, ya que el simbolismo es lo que hace único al sistema masónico, y el símbolo, como portador de una idea a través de una imagen, es un medio plástico y apropiado, para hacer perdurable nuestro sistema de enseñanza, que rechaza todo dogma o sofisma.
5) Que la mayoría de los ritos hoy utilizados, aunque expresen poseer un origen legendario, han forjado una historia real y comprobable, por lo tanto deben ser aceptados y reconocidos por el resto de los masones, ya que las verdaderas raíces de cada Rito, pueden perderse en sucesos alegóricos o simbólicos.
6) Que el desprecio de algunos masones, por parte de otros masones, es una actitud nefasta y condenable, al punto de quebrantar los más elevados compromisos y juramentos masónicos, que constituyen la base de nuestra Fraternidad.
Considerando además que la prohibición de contacto con quienes no están alineados tras la GLUI, busca evitar que sus miembros conozcan la verdad de la Historia, en una eterna disputa que se originó en 1756 con la separación del GODF, y que persiste al día de hoy.
7) Que la auténtica Tradición puede ser dividida en: Tradición “simbólica” por una parte, y Tradición “histórica” por la otra, entendiendo que debemos tomar la primera por su valor legendario y simbólico de enseñanza, pero debemos atenernos a la segunda para analizar el auténtico peso de esas tradiciones, su aparente infalibilidad, y su incomprensible prohibición de alteración a futuro.
Debemos considerar además, que la Gran Logia Unida de Inglaterra y el Gran Oriente de Francia, encabezan las dos corrientes principales de la Francmasonería en el mundo, y se tildan mutuamente de “irregulares”, desde su separación en 1756.


DECLARAMOS

1) Que la Masonería mixta constituye una práctica de la Masonería regular, por Tradición histórica, y por aplicación de los principios básicos de Libertad, Igualdad, y Fraternidad, que conforman no solo un lema de la Masonería, sino una conquista dentro de la Sociedad.
2) Que es inadmisible cualquier tipo de discriminación dentro de la Masonería, ya sea por razones de sexo, como así también de creencias, posición social, o cualquier otro elemento de juicio, que no sea solamente el hecho de ser personas libres y de buenas costumbres.
3) Nuestra condena a la intromisión de la Masonería en Política y de la Política en Masonería, como así también toda utilización que se haga de la loable participación histórica de las logias operativas en la Independencia Americana, con el solo fin de justificar actividades que hoy resultan anacrónicas, y reñidas con el espíritu de nuestra Augusta Orden.
4) Que el simbolismo masónico es la base de la Masonería, y de acuerdo al Principio de Razón Suficiente, es lo que hace que la Masonería sea lo que es, y no otra cosa. Por lo tanto debe ser el eje central de todos los grados masónicos en todos los Ritos, tanto ese simbolismo sea aplicado a la faz moral, como a la faz social, psicológica, personal, o espiritual.
5) Que todos los ritos con tradición histórica comprobable, deben ser hoy reconocidos y respetados, ya que tanto desde el pragmatismo del Rito Francés, hasta el esoterismo de los ritos egipcianos, todos cobijan a verdaderos masones, que sintonizan ese tipo de trabajos con su propia búsqueda de la verdad.
6) Nuestra condena a las conductas de rechazo, falta de respeto, falta de apoyo, o desconocimiento del carácter de masón de un miembro de nuestra Orden, por parte de otro masón, entendiendo que quien suscribe a una Obediencia determinada, está capacitado para apoyar a cualquier Hermano que necesite o solicite ayuda, y tiene el deber de hacerlo, sin considerarse por ello mezclado en forma alguna en las actividades de otros grupos. Es nuestro deber, trabajar en unir lo disperso.
7) Que no existe ninguna corriente, ni Potencia, ni Obediencia masónica en el mundo, que esté en condiciones históricas y morales, de arrogarse el derecho de llamarse a sí misma “regular”, en detrimento de otras que serían “irregulares”.
La Gran Logia Unida de Inglaterra, heredera directa de la Gran Logia de Londres de 1717, nació como una Confederación espuria e irregular, por lo tanto mal puede decidir quienes son regulares y quienes no lo son.
El Gran Oriente de Francia, denunciante de esta irregularidad, nace de la Masonería inglesa, por lo tanto padecería el mismo defecto de forma.
En la actualidad la regularidad masónica queda establecida de la siguiente forma:
- a) Un masón regular es el que trabaja en una Potencia masónica regular.
- b) Una Potencia masónica se hace regular, a través de una Gran Carta Patente otorgada por otra Potencia Regular.
- c) Un grupo de tres logias o más, pueden conformar una Confederación regular, si obtienen el reconocimiento mínimo de otras tres Confederaciones o Potencias masónicas regulares.

El presente documento podrá ampliarse en protocolos posteriores, para adherir a otras Potencias, y/o ampliar la Declaración.

Córdoba – Argentina, 25, 26 y 27 de octubre de 2012.


///

jueves, 12 de julio de 2012

La Masonería en Argentina

Por Máximo E. Calderónp
mmm
Este breve texto, no pretende erigirse en un relato pormenorizado de la historia de la Masonería en la República Argentina, ya que obviamente no nos alcanzaría este pequeño espacio, para tantos hechos que ocurrieron en más de doscientos años de historia masónica.

Sin embargo, al ver los textos que existen respecto al tema, me he encontrado siempre con versiones sesgadas o parcializadas, que buscan cada una llevar el agua a su propio molino, dejando de lado trozos importantes de la historia de la Masonería argentina.

Si bien esos textos suelen ser ricos en detalles, y de gran calidad literaria, toda versión direccionada genera que tanto Hermanos como profanos, tengan acceso solo a una parte de la historia, con lo cual no solo se fomenta la ignorancia, sino que se genera fanatismo entre los mismos masones, que terminan creyendo ser los únicos habitantes del simbólico mundo de los Hijos de la Viuda.

Comienzo de la historia

Se cree que la Masonería en Argentina comenzó en las postrimerías del Siglo XVIII, por lo tanto lleva más de doscientos años de desarrollo en el territorio, y en la actualidad son varios los ritos que se trabajan, existiendo grupos mixtos, femeninos, y los más tradicionales que son exclusivamente masculinos.

La primera logia masónica instalada en el territorio de las Provincias Unidas del Río de la Plata, trabajó bajo autorización de la Gran Logia Escocesa de Francia, por lo que es de suponer que utilizaban el Rito Escocés, o alguna variación del llamado Rito Francés Moderno.
Según publica la Gran logia de la Argentina de libres y aceptados masones, la Logia Independencia habría estado autorizada desde 1795, y desde su mismo nombre, acusaba en sus integrantes una concepción autonomista para los habitantes de las tierras americanas.

El libro Episodios Patrios de Francisco Guilló, refiere que las actividades de la logia comenzaron en una vieja casona adyacente a la Capilla de San Miguel, donde tiempo atrás había levantado la parroquia el presbítero Juan Gutiérrez González y Aragón.
El lugar estaba rodeado de zanjones, que se convertían en grandes obstáculos los días de lluvia, por lo que tanto la capilla como la casona dejaron de utilizarse a poco de comenzar sus respectivas actividades.

Para el año 1810 había aparecido otra logia llamada también Logia Independencia, cuyo Venerable Maestro era Julián Álvarez, y sobre la cual no existen precisiones si habría sido una continuación de la logia homónima o una logia totalmente nueva.
Esta segunda Logia Independencia dirigida por Álvarez es la que suministró los primeros hombres y rituales para la conformación de la Logia Lautaro de Buenos Aires, la primera de tan alta importancia y gravitación en los movimientos libertarios del territorio de las Provincias Unidas del Río de la Plata.
Las primeras confederaciones de logias

Miguel Valencia, un abogado iniciado en la segunda logia Independencia, iba a fundar a principios de 1857 la primera Obediencia masónica del territorio, llamada Gran Oriente de la Confederación Argentina. Valencia era un político que adhería al Partido Unitario, y por ello no logró gran apoyo de la Masonería local, que en su mayoría apoyaba a Juan Manuel de Rosas.

Es por ello que en diciembre del mismo año en que se creara el Gran Oriente, el abogado cordobés José Roque Pérez logra que las tres logias que apoyaban a Valencia, se unan a cuatro logias que trabajaban con él, firmando un pacto de unión para crear la Gran Logia Argentina, dejando totalmente solo a Miguel Valencia.
La primera Gran Logia quedó formada el 11 de diciembre de 1857, con la unión de las logias: “Tolerancia”, “Regeneración”, “Constancia”, “Unión del Plata”, “Lealtad”, “Confraternidad Argentina” y “Consuelo del Infortunio”. El diplomático y jurista, Roque Pérez, fue quien quedó como primer Gran Maestre.
MMMM
Esta primera Gran Logia de Argentina, con los años iba a devenir en otras Grandes Logias, algunas que desaparecieron, otras que se fusionaron y otras persisten hasta la actualidad. En sus primeras décadas tuvo gran actividad política en sus filas, y unos catorce Presidentes de la República, salieron de ella. Se citan algunos nombres como Justo José de Urquiza, Bartolomé Mitre, Domingo Faustino Sarmiento, Roque Sáenz Peña y Carlos Pellegrini.

En 1859 nació la District Grand Lodge of South America (Southern Division), que trabajaba en inglés y exclusivamente con miembros ingleses. Originalmente se llamó "The Provincial Grand Lodge for the Argentine Republic", y sigue trabajando en la actualidad, configurando la Obediencia masónica más antigua de todo el territorio.
Los masones ingleses del ferrocarril, nutrieron originalmente estos talleres de pensamiento, y siempre se trabajó en el Rito Emulación, para luego en los grados filosóficos encarar el Real Arco, y los Maestros de la Marca.

Evolución en el Siglo XX

Ya en el año 1902, se creó en Argentina una Obediencia llamada Gran Oriente del Rito Azul, que decidió trabajar tan solo en los tres primeros grados de la Masonería, por entender que allí estaba resumido todo el conocimiento y las enseñanzas masónicas.
El nombre de Rito Azul viene de que esos primeros tres grados, configuran la llamada Masonería azul o simbólica. Dos sobrinos del ex Presidente Domingo F. Sarmiento, fueron los fundadores.
Al final del mismo año, esa Obediencia se divide en dos ramas, que se llamaron Gran Oriente del Rito Confederado, y el Gran Oriente Nacional del Rito Argentino, que retomó el sistema clásico de los 33 grados del Rito Escocés.

Hasta 1930 la Masonería argentina tenía dos organizaciones principales: la Gran Logia Argentina del Rito Escocés Antiguo y Aceptado y la Gran Logia Nacional Argentina. Pero estas Obediencias no eran las únicas, sino que además funcionaron una Filial Hispano Argentina del Gran Oriente Español, y la Gran Logia Provincial de Santa Fe, con Carta Patente otorgada en Nápoles
En 1932 las logias de la Gran Logia Nacional ingresaron en la Gran Logia Argentina del REAA, y a finales de ese año, mediante el llamado “Pacto de Unión”, también lo hicieron las logias de obediencia española.
Dos años después se produce una fractura, y varias logias republicanas se retiran, para unirse a logias italianas liberales, creando la Gran Logia Federal Argentina, que luego iba a llamarse Gran Oriente Federal Argentino (GOFA).Por otra parte la Gran Logia Provincial de Santa Fe, abatió columnas el 2 de agosto de 1944, un tiempo después de la muerte de su fundador, el Gran Maestre mundial, don Guerino Troilo.
El 30 de agosto de 1956, se produce en Buenos Aires una fusión entre el GOFA y la Gran Logia del Rito Escocés, que persiste hasta la actualidad bajo el nombre de Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones.

Actualidad de la Masonería argentina

Con el paso de los años, siguieron apareciendo ritos y Ordenes masónicas en Argentina. Bajo la regularidad determinada por la Gran Logia Unida de Inglaterra, la única Obediencia que sigue esos lineamientos es la Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones, siendo la más numerosa en la actualidad.

En tanto la Masonería que sigue la línea de pensamiento liberal del Gran Oriente de Francia, está representada por tres Obediencias distintas, que admiten a la mujer en pie de igualdad con el hombre, dentro de la Institución.
Ellas son 
la Orden Masónica mixta Internacional Le Droit Humain (primera Obediencia mixta del mundo con sede en Francia), el Gran Oriente Federal de la República Argentina con sede en Mendoza,  y la Gran Logia Simbólica Argentina, con sede en Córdoba.

Por otra parte el llamado Rito Antiguo y Primitivo de Memphis-Misraim, tiene logias en Buenos Aires, Córdoba y Tucumán, que aunque no suscriben a Inglaterra ni a su línea de regularidad, mantienen requisitos similares para el ingreso de sus miembros. El Rito de Memphis (Montauban 1815), se comenzó a trabajar en Argentina en 2011, solamente en algunas logias de la Gran Logia Simbólica Argentina.

Como grupos pequeños, con ritos que gozan de poca difusión en esta época, podemos mencionar a la Orden Real de Heredom de Kilwinning, nacida en 1987 desde un desprendimiento de Memphis-Misraim. Trabajan un rito escocés antiguo de siete grados, que estaría enraizado en los años de la liberación de Escocia, luego de que el rey Robert Bruce creara la Orden de San Andres del Cardo.
La Masonería Cristiana tiene tambien su lugar, pues desde 2007 se comenzó a trabajar el Régimen Escocés Rectificado, en la logia "Cruz del Sur N° 7", establecida en Buenos Aires.
Aunque estos dos ritos guardan similitudes por su origen caballeresco, no conforman una misma Orden ni siguen los mismos preceptos de Observancia.

Las Obediencias exclusivamente femeninas son: la Gran Logia Femenina, la Gran Logia Femenina de Memphis-Misraim (que tiene sede en Tucumán y trabaja este rito egipcio); y el recientemente creado Gran Oriente Simbólico Femenino de la República Argentina (GOSFRA), que conforma el brazo femenino de la Gran Logia de Libres y Aceptados Masones.

Los altos grados de la Masonería argentina

El más antiguo de los Organismos rectores de los altos grados, es el Supremo Consejo del grado 33° para la República Argentina, que fuera fundado el 22 de abril de 1858, por un grupo de Hermanos que habían recibido el último grado del Rito Escocés, de parte del Supremo Consejo de Uruguay.
Como el primer Soberano Gran Comendador fue el abogado Miguel Valencia, quien había entrado en fuertes disputas con José Roque Pérez, este Supremo Consejo tardó muchos años en establecer tratativas y reconocimiento, con la Gran Logia Argentina.
Recién en 1930, luego de la Sexta Conferencia Internacional de Supremos Consejos Confederados celebrada en París, se decide el trabajo mancomunado de la Masonería simbólica, con este primer ente rector de los altos grados del Rito Escocés Antiguo y Aceptado.

Herederos de ese primer Organismo, son el actual Supremo Consejo del Grado 33° de Argentina, que trabaja junto a la Obediencia que hoy lleva por nombre Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones.

Existe también un Supremo Consejo del Grado 33° del GOFRA, que trabaja en Mendoza junto al Gran Oriente Federal de la República Argentina. En tanto en Córdoba funciona la central del Supremo Consejo Argentino 33°, con autorización del Supremo Consejo Hermético de México, y que trabaja junto a la Gran Logia Simbólica Argentina.
En cuanto al rito de Memphis-Misraim, existen dos Altos Cuerpos que aunque no se reconocen mutuamente, funcionan en la misma ciudad.
Trabaja en Córdoba el Soberano Santuario de Coordinación Internacional (Grado 95°), cuya sede mundial se encuentra actualmente funcionando en Brasil. Existe también en la misma ciudad, el Soberano Santuario de los Ritos Unidos de Memphis & Misraim, autorizado por el Soberano Santuario Internacional con sede en Francia, pero que actualmente no está desarrollando actividad.
El Rito de Memphis (Montauban 1815), tiene su Soberano Santuario Nacional trabajando junto a la Gran Logia Simbólica Argentina, y depende del Soberano Santuario General del Rito Antiguo y Primitivo de Memphis, con sede mundial en Venezuela.
El Soberano Santuario Latinoamericano de los Rito Egipcios – con sede en Chile – tiene una logia y otros Talleres de grados filosóficos, funcionando en Buenos Aires. También el GOLA (Gran Oriente Latinoamericano) tiene un Taller en Santa Fe, y el Rito de Misraim, tiene dos logias en la ciudad de La Plata, dependientes del Supremo Consejo del Rito de Misraim, con sede en Francia.

viernes, 15 de junio de 2012

Preguntas de un profano

Por Máximo E. Calderón-
//////
Las preguntas y respuestas que siguen a continuación, me fueron realizadas por el equipo ganador de la XXXIV° Feria Nacional de Ciencia y Tecnología, como parte de un trabajo que se presentó ante la International Science and Engineering Fair – Intel ISEF 2011 de los EE.UU.
He retirado las preguntas personales y sobre mi biografía, para dejar solamente las explicativas, de muchas preguntas que a veces se hacen los profanos acerca de los masones. No sin cierta sorpresa, he notado además que muchos masones desconocen algunas de estas elementalidades, especialmente de la historia y representatividad de las distintas corrientes.

P - ¿Cuáles son los fines, y que tipo de actividades se realizan en una Logia?

R - Las logias, son talleres de pensamiento. En vez de trabajar tallando piedras minerales, se trabaja con "piedras humanas", enseñándoles a moldearse a sí mismas como elementos útiles para la conformación del edificio social.
Dentro de una logia – en una ceremonia normal llamada "Tenida" – se realizan estudios filosóficos y morales; se estudia el simbolismo de la Masonería desde un punto de vista práctico. Se exponen también trabajos de investigación realizados por los propios hermanos, que luego serán sometidos al análisis y el aporte del resto de los integrantes de la logia.
Se planifican y analizan además los actos de participación social, y se reafirma la camaradería fraterna entre sus miembros.


P - ¿En donde se ve reflejado el legado masónico, actualmente?

R - El legado de la Masonería, entendido como la herencia que la Institución deja a la Sociedad humana, puede dividirse en un plano tangible y en otro intangible.

El legado tangible son las cosas y hechos que los masones realizaron a lo largo de la Historia, generando la evolución del espíritu humano a partir de las ciencias, el arte, la arquitectura, la filantropía y la filosofía.
También es tangible este legado, a través de las diversas organizaciones creadas por masones, como la Cruz Roja, el Scoutismo, las Naciones Unidas, Conferencia de La Haya, Hospitales Shriners, Unicef, etc.
Dentro de este legado se cuenta en Argentina con la Ley de Matrimonio Civil, y la Ley 1.420 de Educación gratuita y laica.

El legado intangible son simplemente los principios e ideales de la Masonería, resumidos en un listado de normas éticas, morales y sociales, que los masones llamamos Código Moral Masónico.
Son tan sencillas, claras y profundas estas normas, que el mismo Código concluye diciendo: "El día en que estas máximas se generalicen entre los hombres, la especie humana será feliz y la Masonería habrá terminado su tarea y cantado su triunfo regenerador".

P - ¿Qué clases de Masonería existen?

R – La Masonería es una sola. Sin embargo al igual que un árbol añoso, tiene muchas ramas que crecen en lugares dispares, pero siempre hacia arriba, siempre buscando la fuente de luz.
La principal bifurcación en esas ramas, la vemos entre las corrientes que siguen los lineamientos impuestos por la Gran Logia Unida de Inglaterra, y los que nacieron a partir del Gran Oriente de Francia.

Se enseña por convención, que la Masonería moderna habría nacido en una taberna de Londres a mediados de 1717. Pero esta afirmación es verdadera solo en forma parcial, pues ya antes de ese año existía en Inglaterra la llamada Masonería especulativa, y también en Escocia y en Francia, con los partidarios de la restitución de la casa Estuardo.
Lo cierto es que la Masonería de 1717 supo cobrar fuerza, y se inició como una Institución altamente dogmática, con la obligación de creer en un dios y en la inmortalidad del alma. La actual Gran Logia Unida de Inglaterra (fundada en 1813), recogió y mantiene desde siempre estos mismos requerimientos.

Pero en 1773 había nacido el Gran Oriente de Francia (la Obediencia masónica más antigua que hoy se conserva), y el GODF eliminó la obligatoriedad de creer en un Ser superior.
Esta decisión significó la ruptura con la Masonería dogmática de Inglaterra, la cual con el tiempo fue haciéndose más profunda al eliminarse la obligación de tener un libro sagrado sobre los altares, y reconocerle a la mujer los mismos derechos de pertenecer que tiene un hombre. Según la Masonería inglesa, estos derechos son exclusivamente masculinos.
Hoy existen distintas Obediencias nacionales, que comulgan con una u otra de estas grandes corrientes, aunque no necesariamente forman parte de sus Federaciones de Grandes Logias.

Debemos aquí destacar, que la Gran Logia Unida de Inglaterra al momento de su creación en 1813, reformó a su arbitrio las primitivas reglas que habían sido redactadas en 1723 por James Anderson, y a partir de ese momento comenzó a pretender que toda la Masonería del mundo acatara sus directivas, desconociendo a otras Obediencias masónicas que ya existían desde mucho antes de su creación.
Al día de hoy la United Grand Lodge of England continúa con la misma tesitura, atribuyéndose la prerrogativa de señalar quienes son masones en el mundo y quienes no lo son, tachando de "irregulares" a todos aquellos que no se pliegan a sus mandatos.

Todas las logias y Grandes Logias que suscriben a la supuesta "regularidad" de la Gran Logia Unida de Inglaterra, responden directamente a una máxima autoridad mundial, que es el Duque de York.

Por otro lado, las Organizaciones masónicas nacionales que siguen los lineamientos del Gran Oriente de Francia, son totalmente autónomas sin dependencia ni sometimiento a país alguno, basando sus relaciones en la Fraternidad entre hermanos.
Cabe destacar – aunque sea como anecdótico – que el Gran Oriente de Francia también señala como "irregular" a la Gran Logia Unida de Inglaterra, por derivar de una Gran Logia formada en 1717 por personas que nunca habrían sido iniciadas como masones.

Finalmente debemos decir que el 22 de enero de 1961, doce Potencias Soberanas de diez países – con el Gran Oriente de Francia a la cabeza – realizan la declaración denominada Llamamiento de Estrasburgo, creándose a partir de ese momento la Confederación de Obediencias masónicas más importante de la actualidad, denominada CLIPSAS (Centre de liaison et d’information des puissances maçonniques signataires de l’appel de Strasbourg).

Y cerrando el tema de las bifurcaciones en el tronco común de la Masonería, queda claro entonces que las dos principales ramas, son la dogmática y la adogmática (también llamada "progresista"). Más tenemos además otras ramas que parten de estas dos primeras, y son los distintos Ritos en los cuales trabaja la Francmasonería.
Se han llegado a contar cerca de doscientos ritos distintos, pero en la actualidad los Ritos reconocidos en que trabaja la Masonería no llegan a veinte, siendo el Rito Escocés Antiguo y Aceptado el que goza de mayor difusión.
Otros ritos importantes son el Rito de York, el Rito Francés o Moderno, el Rito de Memphis, el de Memphis-Misraim, el Rito Nacional Mexicano, y el Rito Prince Hall.
La Masonería a-dogmática tradicional, considera contrario a los principios de Libertad y Fraternidad, obligar a sus miembros a una determinada creencia o dogma religioso. Por otro lado no admitir a la mujer, atenta contra el principio masónico de la Igualdad.
Sean siempre los ideales de la Masonería: Libertad – Igualdad – Fraternidad.

En la República Argentina, la Masonería de corriente inglesa está representada por la Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones (entidad creada el 30 de agosto de 1956). A su lado funciona la Gran Logia Femenina de Argentina, que adhiere a los principios dogmáticos de Inglaterra, pero no cuenta con reconocimiento de "regularidad", por estar conformada por mujeres. Algo similar ocurre con el GOSFRA (Gran Oriente Femenino de la República Argentina).

En tanto la Masonería progresista está representada por tres Obediencias distintas, como son: la Orden Masónica mixta Internacional Le Droit Humain (primera Obediencia mixta del mundo), el GOFRA (Gran Oriente Federal de la República Argentina con sede en Mendoza) y la Gran Logia Simbólica Argentina (con sede en Córdoba).
Por otra parte el llamado Rito Antiguo y Primitivo de Memphis-Misraim, tiene logias en Buenos Aires, Córdoba y Tucumán, que aunque no suscriben a Inglaterra ni a su mentada "regularidad", mantienen ideología dogmática y teísta.
El rito de Memphis (Montauban 1815) es regular, pero no mantiene relaciones con Inglaterra, y solo es practicado por la Gran Logia Simbólica Argentina.


P - ¿Qué prócer argentino, considera usted, representó más a la Masonería, por medio de sus logros alcanzados?

R - Una respuesta fácil sería que el Libertador José de San Martín es el héroe máximo de la Masonería argentina. Sin embargo las acciones de los masones, no se caracterizan por representar a la Masonería, sino por aplicar en la vida social los ideales que enseña nuestra augusta Institución.
Son muchos los grandes hombres que han pertenecido a la Masonería, pero no debemos creer por ello que todos los masones son buenos, o líderes, o ejemplos en la Sociedad. Es un frecuente error repetir con orgullo los nombres de grandes personalidades de la Historia diciendo que eran masones, y hasta otorgarle el status de tales a quienes nunca hubieron sido iniciados.

Pero esos hombres o mujeres fueron grandes por sí mismos, formados dentro de la Masonería, pero libres de luchar en forma incansable por la Sociedad en que vivieron, o entregarse plácidamente a las condecoraciones y medallas de latón que los masones usan a veces.
Ser masón es formarse como hombres y mujeres de bien, preparándose para llevar al entorno las luces de nuestros Templos. Pero ello no es garantía de que esas enseñanzas van a ser bien aprehendidas.

Muchas veces la soberbia y las ansias de poder, ciegan los ojos de algunos de los nuestros, convirtiéndolos en seres comunes, que de masones solo portan el nombre.
En Masonería como en muchos otros órdenes de la vida, se cumplen a rajatabla las palabras de un ex Presidente argentino (que no fue masón aunque muchos piensen lo contrario): "Mejor que decir es hacer, y mejor que prometer es realizar".

P - ¿Cuál es su opinión respecto de la Masonería y lo que ella representa?

R - La Masonería es una institución progresista, filosófica e iniciática. Se ingresa a ella por propia voluntad, y requiere del permanente compromiso de sus miembros para formarse moralmente bajo ciertas enseñanzas, que están basadas en alegorías, mitos y símbolos universales y también de la construcción.
La divisa de la Masonería es Ordo Ab Chao, antiguo lema de los masones operativos que simbolizaba sus ansias de ordenar el caos, construir desde el ordenamiento de los materiales, y con piedras hacer un edificio.
La Masonería es adalid del progreso de la Humanidad, llevando luz a cada rincón en donde se encuentre el hombre sumido en la oscuridad de la opresión o la ignorancia.
Libertad, Igualdad y Fraternidad son sus principios, y por ello la Masonería bien entendida, es una de las más altas aspiraciones del espíritu, hecha realidad.

P - ¿Qué opina respecto de quienes la difaman?

R – No opino respecto a esa gente. Por ser la Masonería una institución de librepensadores, y predicar a los cuatro vientos sus ideales de Libertad e Igualdad, representa un duro enemigo para los poderes absolutistas y grupos opresores, de todos los tiempos y todas las culturas.
El fruto del árbol del conocimiento hace libres a los hombres, y los hombres libres no pueden ser manejados, usados ni manipulados. Por ello la Masonería es peligrosa.
Ya en 1738 el Papa Clemente XII condenó por herética a la Masonería, declarándola peligrosa a los fines propios de la Iglesia Católica (Bula In Eminenti).
Luego en 1884 sería el Papa León XIII, quien reafirmaría esa condena.

Sin embargo no fue la Iglesia Católica la que inventó las más extrañas y hasta grotescas teorías conspirativas contra la Masonería. Fue un escritor francés nacido en 1854, y el nombre con que se hizo popular fue Leo Taxil.
Creador de lo que en su momento se llamó La Broma de Taxil, este hombre escribió por varios años, críticas y opúsculos en contra de la Iglesia, mientras que las condiciones en Francia se prestaban para que el gran público deseara leer esa clase de críticas.

Pasada la moda del anticlericalismo, en 1885 se retracta de todo lo que había escrito, y comienza a escribir en contra de la Masonería, ligándola al satanismo, y a personajes imaginarios que supuestamente integraban una perversa Sociedad Secreta.

El catolicismo no podía estar más feliz por estos escritos y supuestas "investigaciones". Hasta el mismo Papa León XIII le hace llegar sus felicitaciones, por tan profundo apoyo a la Fe.
Sin embargo luego de varios años de volver a vender libros como antes había hecho escribiendo contra la Iglesia, en 1897 Leo Taxil generó el remate de su broma maestra, juntando en la Sociedad Geográfica de Paris a todos sus seguidores, para presentarles finalmente a los personajes protagonistas de sus libros.

Grande fue la ira y decepción de los presentes, cuando parado solo, en medio del escenario, el mismo Taxil en persona les dijo a todos que por años les había tomado el pelo, y que todo lo que había escrito contra la Masonería era fruto de su imaginación.

Hoy los argumentos de Taxil siguen siendo utilizados por los detractores de nuestra Organización, apoyándose en la ignorancia que las masas tienen acerca del tema, y en los prejuicios que habitualmente existen contra todo lo desconocido.
Y siguen cumpliéndose las palabras que dijera alguna vez el Ministro de Propaganda nazi, Joseph Goebbels: "Miente, miente… que algo quedará" .
''