viernes, 15 de junio de 2012

Preguntas de un profano

Por Máximo E. Calderón-
//////
Las preguntas y respuestas que siguen a continuación, me fueron realizadas por el equipo ganador de la XXXIV° Feria Nacional de Ciencia y Tecnología, como parte de un trabajo que se presentó ante la International Science and Engineering Fair – Intel ISEF 2011 de los EE.UU.
He retirado las preguntas personales y sobre mi biografía, para dejar solamente las explicativas, de muchas preguntas que a veces se hacen los profanos acerca de los masones. No sin cierta sorpresa, he notado además que muchos masones desconocen algunas de estas elementalidades, especialmente de la historia y representatividad de las distintas corrientes.

P - ¿Cuáles son los fines, y que tipo de actividades se realizan en una Logia?

R - Las logias, son talleres de pensamiento. En vez de trabajar tallando piedras minerales, se trabaja con "piedras humanas", enseñándoles a moldearse a sí mismas como elementos útiles para la conformación del edificio social.
Dentro de una logia – en una ceremonia normal llamada "Tenida" – se realizan estudios filosóficos y morales; se estudia el simbolismo de la Masonería desde un punto de vista práctico. Se exponen también trabajos de investigación realizados por los propios hermanos, que luego serán sometidos al análisis y el aporte del resto de los integrantes de la logia.
Se planifican y analizan además los actos de participación social, y se reafirma la camaradería fraterna entre sus miembros.


P - ¿En donde se ve reflejado el legado masónico, actualmente?

R - El legado de la Masonería, entendido como la herencia que la Institución deja a la Sociedad humana, puede dividirse en un plano tangible y en otro intangible.

El legado tangible son las cosas y hechos que los masones realizaron a lo largo de la Historia, generando la evolución del espíritu humano a partir de las ciencias, el arte, la arquitectura, la filantropía y la filosofía.
También es tangible este legado, a través de las diversas organizaciones creadas por masones, como la Cruz Roja, el Scoutismo, las Naciones Unidas, Conferencia de La Haya, Hospitales Shriners, Unicef, etc.
Dentro de este legado se cuenta en Argentina con la Ley de Matrimonio Civil, y la Ley 1.420 de Educación gratuita y laica.

El legado intangible son simplemente los principios e ideales de la Masonería, resumidos en un listado de normas éticas, morales y sociales, que los masones llamamos Código Moral Masónico.
Son tan sencillas, claras y profundas estas normas, que el mismo Código concluye diciendo: "El día en que estas máximas se generalicen entre los hombres, la especie humana será feliz y la Masonería habrá terminado su tarea y cantado su triunfo regenerador".

P - ¿Qué clases de Masonería existen?

R – La Masonería es una sola. Sin embargo al igual que un árbol añoso, tiene muchas ramas que crecen en lugares dispares, pero siempre hacia arriba, siempre buscando la fuente de luz.
La principal bifurcación en esas ramas, la vemos entre las corrientes que siguen los lineamientos impuestos por la Gran Logia Unida de Inglaterra, y los que nacieron a partir del Gran Oriente de Francia.

Se enseña por convención, que la Masonería moderna habría nacido en una taberna de Londres a mediados de 1717. Pero esta afirmación es verdadera solo en forma parcial, pues ya antes de ese año existía en Inglaterra la llamada Masonería especulativa, y también en Escocia y en Francia, con los partidarios de la restitución de la casa Estuardo.
Lo cierto es que la Masonería de 1717 supo cobrar fuerza, y se inició como una Institución altamente dogmática, con la obligación de creer en un dios y en la inmortalidad del alma. La actual Gran Logia Unida de Inglaterra (fundada en 1813), recogió y mantiene desde siempre estos mismos requerimientos.

Pero en 1773 había nacido el Gran Oriente de Francia (la Obediencia masónica más antigua que hoy se conserva), y el GODF eliminó la obligatoriedad de creer en un Ser superior.
Esta decisión significó la ruptura con la Masonería dogmática de Inglaterra, la cual con el tiempo fue haciéndose más profunda al eliminarse la obligación de tener un libro sagrado sobre los altares, y reconocerle a la mujer los mismos derechos de pertenecer que tiene un hombre. Según la Masonería inglesa, estos derechos son exclusivamente masculinos.
Hoy existen distintas Obediencias nacionales, que comulgan con una u otra de estas grandes corrientes, aunque no necesariamente forman parte de sus Federaciones de Grandes Logias.

Debemos aquí destacar, que la Gran Logia Unida de Inglaterra al momento de su creación en 1813, reformó a su arbitrio las primitivas reglas que habían sido redactadas en 1723 por James Anderson, y a partir de ese momento comenzó a pretender que toda la Masonería del mundo acatara sus directivas, desconociendo a otras Obediencias masónicas que ya existían desde mucho antes de su creación.
Al día de hoy la United Grand Lodge of England continúa con la misma tesitura, atribuyéndose la prerrogativa de señalar quienes son masones en el mundo y quienes no lo son, tachando de "irregulares" a todos aquellos que no se pliegan a sus mandatos.

Todas las logias y Grandes Logias que suscriben a la supuesta "regularidad" de la Gran Logia Unida de Inglaterra, responden directamente a una máxima autoridad mundial, que es el Duque de York.

Por otro lado, las Organizaciones masónicas nacionales que siguen los lineamientos del Gran Oriente de Francia, son totalmente autónomas sin dependencia ni sometimiento a país alguno, basando sus relaciones en la Fraternidad entre hermanos.
Cabe destacar – aunque sea como anecdótico – que el Gran Oriente de Francia también señala como "irregular" a la Gran Logia Unida de Inglaterra, por derivar de una Gran Logia formada en 1717 por personas que nunca habrían sido iniciadas como masones.

Finalmente debemos decir que el 22 de enero de 1961, doce Potencias Soberanas de diez países – con el Gran Oriente de Francia a la cabeza – realizan la declaración denominada Llamamiento de Estrasburgo, creándose a partir de ese momento la Confederación de Obediencias masónicas más importante de la actualidad, denominada CLIPSAS (Centre de liaison et d’information des puissances maçonniques signataires de l’appel de Strasbourg).

Y cerrando el tema de las bifurcaciones en el tronco común de la Masonería, queda claro entonces que las dos principales ramas, son la dogmática y la adogmática (también llamada "progresista"). Más tenemos además otras ramas que parten de estas dos primeras, y son los distintos Ritos en los cuales trabaja la Francmasonería.
Se han llegado a contar cerca de doscientos ritos distintos, pero en la actualidad los Ritos reconocidos en que trabaja la Masonería no llegan a veinte, siendo el Rito Escocés Antiguo y Aceptado el que goza de mayor difusión.
Otros ritos importantes son el Rito de York, el Rito Francés o Moderno, el Rito de Memphis, el de Memphis-Misraim, el Rito Nacional Mexicano, y el Rito Prince Hall.
La Masonería a-dogmática tradicional, considera contrario a los principios de Libertad y Fraternidad, obligar a sus miembros a una determinada creencia o dogma religioso. Por otro lado no admitir a la mujer, atenta contra el principio masónico de la Igualdad.
Sean siempre los ideales de la Masonería: Libertad – Igualdad – Fraternidad.

En la República Argentina, la Masonería de corriente inglesa está representada por la Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones (entidad creada el 30 de agosto de 1956). A su lado funciona la Gran Logia Femenina de Argentina, que adhiere a los principios dogmáticos de Inglaterra, pero no cuenta con reconocimiento de "regularidad", por estar conformada por mujeres. Algo similar ocurre con el GOSFRA (Gran Oriente Femenino de la República Argentina).

En tanto la Masonería progresista está representada por tres Obediencias distintas, como son: la Orden Masónica mixta Internacional Le Droit Humain (primera Obediencia mixta del mundo), el GOFRA (Gran Oriente Federal de la República Argentina con sede en Mendoza) y la Gran Logia Simbólica Argentina (con sede en Córdoba).
Por otra parte el llamado Rito Antiguo y Primitivo de Memphis-Misraim, tiene logias en Buenos Aires, Córdoba y Tucumán, que aunque no suscriben a Inglaterra ni a su mentada "regularidad", mantienen ideología dogmática y teísta.
El rito de Memphis (Montauban 1815) es regular, pero no mantiene relaciones con Inglaterra, y solo es practicado por la Gran Logia Simbólica Argentina.


P - ¿Qué prócer argentino, considera usted, representó más a la Masonería, por medio de sus logros alcanzados?

R - Una respuesta fácil sería que el Libertador José de San Martín es el héroe máximo de la Masonería argentina. Sin embargo las acciones de los masones, no se caracterizan por representar a la Masonería, sino por aplicar en la vida social los ideales que enseña nuestra augusta Institución.
Son muchos los grandes hombres que han pertenecido a la Masonería, pero no debemos creer por ello que todos los masones son buenos, o líderes, o ejemplos en la Sociedad. Es un frecuente error repetir con orgullo los nombres de grandes personalidades de la Historia diciendo que eran masones, y hasta otorgarle el status de tales a quienes nunca hubieron sido iniciados.

Pero esos hombres o mujeres fueron grandes por sí mismos, formados dentro de la Masonería, pero libres de luchar en forma incansable por la Sociedad en que vivieron, o entregarse plácidamente a las condecoraciones y medallas de latón que los masones usan a veces.
Ser masón es formarse como hombres y mujeres de bien, preparándose para llevar al entorno las luces de nuestros Templos. Pero ello no es garantía de que esas enseñanzas van a ser bien aprehendidas.

Muchas veces la soberbia y las ansias de poder, ciegan los ojos de algunos de los nuestros, convirtiéndolos en seres comunes, que de masones solo portan el nombre.
En Masonería como en muchos otros órdenes de la vida, se cumplen a rajatabla las palabras de un ex Presidente argentino (que no fue masón aunque muchos piensen lo contrario): "Mejor que decir es hacer, y mejor que prometer es realizar".

P - ¿Cuál es su opinión respecto de la Masonería y lo que ella representa?

R - La Masonería es una institución progresista, filosófica e iniciática. Se ingresa a ella por propia voluntad, y requiere del permanente compromiso de sus miembros para formarse moralmente bajo ciertas enseñanzas, que están basadas en alegorías, mitos y símbolos universales y también de la construcción.
La divisa de la Masonería es Ordo Ab Chao, antiguo lema de los masones operativos que simbolizaba sus ansias de ordenar el caos, construir desde el ordenamiento de los materiales, y con piedras hacer un edificio.
La Masonería es adalid del progreso de la Humanidad, llevando luz a cada rincón en donde se encuentre el hombre sumido en la oscuridad de la opresión o la ignorancia.
Libertad, Igualdad y Fraternidad son sus principios, y por ello la Masonería bien entendida, es una de las más altas aspiraciones del espíritu, hecha realidad.

P - ¿Qué opina respecto de quienes la difaman?

R – No opino respecto a esa gente. Por ser la Masonería una institución de librepensadores, y predicar a los cuatro vientos sus ideales de Libertad e Igualdad, representa un duro enemigo para los poderes absolutistas y grupos opresores, de todos los tiempos y todas las culturas.
El fruto del árbol del conocimiento hace libres a los hombres, y los hombres libres no pueden ser manejados, usados ni manipulados. Por ello la Masonería es peligrosa.
Ya en 1738 el Papa Clemente XII condenó por herética a la Masonería, declarándola peligrosa a los fines propios de la Iglesia Católica (Bula In Eminenti).
Luego en 1884 sería el Papa León XIII, quien reafirmaría esa condena.

Sin embargo no fue la Iglesia Católica la que inventó las más extrañas y hasta grotescas teorías conspirativas contra la Masonería. Fue un escritor francés nacido en 1854, y el nombre con que se hizo popular fue Leo Taxil.
Creador de lo que en su momento se llamó La Broma de Taxil, este hombre escribió por varios años, críticas y opúsculos en contra de la Iglesia, mientras que las condiciones en Francia se prestaban para que el gran público deseara leer esa clase de críticas.

Pasada la moda del anticlericalismo, en 1885 se retracta de todo lo que había escrito, y comienza a escribir en contra de la Masonería, ligándola al satanismo, y a personajes imaginarios que supuestamente integraban una perversa Sociedad Secreta.

El catolicismo no podía estar más feliz por estos escritos y supuestas "investigaciones". Hasta el mismo Papa León XIII le hace llegar sus felicitaciones, por tan profundo apoyo a la Fe.
Sin embargo luego de varios años de volver a vender libros como antes había hecho escribiendo contra la Iglesia, en 1897 Leo Taxil generó el remate de su broma maestra, juntando en la Sociedad Geográfica de Paris a todos sus seguidores, para presentarles finalmente a los personajes protagonistas de sus libros.

Grande fue la ira y decepción de los presentes, cuando parado solo, en medio del escenario, el mismo Taxil en persona les dijo a todos que por años les había tomado el pelo, y que todo lo que había escrito contra la Masonería era fruto de su imaginación.

Hoy los argumentos de Taxil siguen siendo utilizados por los detractores de nuestra Organización, apoyándose en la ignorancia que las masas tienen acerca del tema, y en los prejuicios que habitualmente existen contra todo lo desconocido.
Y siguen cumpliéndose las palabras que dijera alguna vez el Ministro de Propaganda nazi, Joseph Goebbels: "Miente, miente… que algo quedará" .
''

1 comentario:

Anónimo dijo...

¿Taxil lo hizo así porque fue amenazado por los masones?